Welcome!

We're sorry. Not all of our contents are available in your language.

Touch the screen and enjoy our content!

Please contact us for any further information.

¿QUÉ ES LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL Y CÓMO AFECTARÁ NUESTRO TRABAJO?

Compartir en:

Se trata de un nuevo paradigma de organización de los medios de producción en el que convergen tecnologías digitales, físicas y biológicas -neurotecnologías, robots, inteligencia artificial, biotecnología, sistemas de almacenamiento de energía, drones e impresoras 3D- que transformará no sólo la naturaleza del trabajo sino todos los aspectos de la vida, “hasta lo que significa ser humano” según los especialistas. ¿Cómo afectará esto en nuestra forma de trabajar? Aquí algunos lineamientos para comenzar a entender esta nueva era industrial que ya ha comenzado.

bitcoin
Autor desconocido / Fuente: News Bitcoin

“Estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. En su escala, alcance y complejidad, la transformación será distinta a cualquier cosa que el género humano haya experimentado antes”, explica Klaus Schwab, fundador de Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglès) y autor del libro “La cuarta revolución industrial“, publicado en 2016.

No se trata de un conjunto de tecnologías -digitales, físicas y biológicas- emergentes sino de una interrelación compleja entre éstas, una verdadera convergencia que dará lugar a nuevos sistemas construidos sobre la infraestructura de la revolución digital anterior (cuyos orígenes se rastrean desde mediados del siglo XX, con la llegada de la electrónica y la tecnología de la información y las telecomunicaciones).

Nuevas fábricas

Quizás el objetivo principal de la cuarta revolución industrial sea la puesta en marcha de un nuevo tipo de planta industrial, el de las “fábricas inteligentes”: unidades de producción completamente automatizadas a partir de sistemas ciberfísicos que combinarán maquinaria física y tangible con procesos digitales, las cuales serán capaces de tomar decisiones descentralizadas y de cooperar -entre los mismos sistemas y con los humanos- mediante el internet de las cosas.  El fin es el de llegar a un desarrollo industrial que perfeccione los procesos de manera tal de adaptarse a las necesidades del negocio, así como a una asignación más eficiente de los recursos.

aetecno
Fuente: AETecno

El futuro del trabajo

El primer dato que se presenta no suena alentador: unos cinco millones de puestos de trabajo de los 15 países más industrializados del mundo podrán desaparecer a causa de los efectos de la cuarta revolución industrial. Sin embargo, los especialistas aclaran que esos empleos podrán transformarse en otro tipo de trabajo cuya forma aún no podemos siquiera imaginar: “El futuro del empleo estará hecho de trabajos que no existen, en industrias que usan tecnologías nuevas, en condiciones planetarias que ningún ser humano jamás ha experimentado”, explica David Ritter, CEO de Greenpeace Australia/Pacífico, en un artículo para el diario The Guardian.

Las industrias serán impulsadas por cuatro motores: “un aumento de los volúmenes de datos que manejan las empresas industriales; ordenadores cada vez más potentes y baratos; capacidad de analizar los datos de los procesos; y continua mejora en la interacción de personas con máquinas, robots e impresoras 3D (lo cual) reduce costes, mejora las cadenas de producción y aprovecha las nuevas bases de datos”, tal como señala en su artículo Enrique de Pablos, publicado en la revista especializada CyC Prisma.

dobreprogramy
Fuente: Dobreprogramy

Por su parte, Wolfgang Wahlster, director del Centro Alemán de Investigación de Inteligencia Artificial, señala que la robotización de la economía no significará una total desaparición de empleos. “Los robots tienen una gran capacidad lógica y de gestión del big data, pero la inspiración, la intuición y la creatividad quedan lejos de su alcance”. La creatividad, precisamente, se convertirá en una de las competencias profesionales más demandadas para sacar provecho al mix de nuevas tecnologías y formas de trabajo”.

Así las cosas, todo parece indicar que el proceso de transformación sólo beneficiará a quienes sean capaces de innovar y adaptarse. En este sentido, el Foro Económico Mundial señala cuáles son las 10 principales competencias que los trabajadores deberán desarrollar para poder sobrevivir a esta nueva oleada, a saber: solución de problemas complejos; pensamiento crítico; creatividad; gestión de personas; coordinación de equipos; inteligencia emocional; análisis y toma de decisiones; orientación del servicio; negociación y flexibilidad cognitiva. Asimismo, el WEF destaca que unos 1,9 millones de trabajadores altamente cualificados podrían hacer falta en 2020, lo cual equivale a una buena noticia, siempre y cuando las personas logren adaptarse a los cambios y transformaciones inherentes a la nueva era.

*Foto cabecera: Dobreprogramy 

Por Cecilia González

ESLABONES SUELTOS: HACER VISIBLE EL TRABAJO INFANTIL ES COSA DE TODOS

Del 14 al 16 de noviembre de 2017 se realiza en Buenos Aires la IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil, un evento de trascendencia internacional que reúne a representantes gubernamentales, organizaciones de empleadores y trabajadores, organismos…

Actualidad

HOY FUE EL DÍA EN QUE LA HUMANIDAD AGOTÓ TODOS LOS RECURSOS RENOVABLES DEL PLANETA

Hoy, 2 de agosto, fue el día en que la humanidad agotó todos recursos que la naturaleza puede regenerar a lo largo de todo el año, lo que equivale a decir que en menos de 8 meses hemos gastado la…

Actualidad

CREAN UNA APLICACION PARA PEDIR TAXIS CONDUCIDOS SÓLO POR MUJERES

La aplicación fue desarrollada por una taxista a partir de la creciente demanda de muchas pasajeras de viajar en taxis conducidos sólo por mujeres. El peligro del acoso y la violencia de género son las principales causas por las que…

Actualidad

HALLAN LA FÓRMULA PARA DEVOLVERLE EL SABOR A LOS TOMATES

Un equipo de investigadorxs estadounidenses identificó los cambios genéticos que permiten recuperar el gusto original de este fruto que había perdido su sabroso sabor natural a partir del auge de la producción de tomates industriales. “Vamos a recuperar el gusto…

Actualidad